sábado, 22 de junio de 2013

Crónicas de... Ceremonia del Té (Conde Duque)

Fuente: Shinano no Shiro
Después de un duro día de trabajo pusimos rumbo al centro Conde Duque para relajarnos y disfrutar del ancestral arte del té, asistiendo a una ceremonia ofrecida en el marco de la exposición fotográfica 'Sin perder contra la lluvia' sobre el tsunami del 11 de marzo de 2011.

Llegamos con tiempo sobrado para ver cómo acondicionaban el lugar, con sus biombos y sus esteras cubriendo el suelo, sobre las cuales descansaban los utensilios propios de esta ceremonia: un kama y un furo (un infiernillo y un recipiente) para calentar el agua, matcha en polvo (té verde) en un natsume (un recipiente especial para el té), un chasen (varilla) para batirlo, un recipiente para agua (mizusashi), un chawan (cuenco para el té)... Todo ello dispuesto según una estricta convención que dicta la tradición.


La demostración comenzó un par de minutos antes de las 19:00 horas que marcaba el programa, y aunque había presente una maestra del té de la escuela urasenke, fueron dos de sus alumnas españolas las que realizaron la ceremonia con no poca soltura y exactitud. Más tarde, la maestra nos hizo saber que ambas llevaban diez años practicando este arte, pero "aún son menos que bebés", puesto que alcanzar la perfección en la ceremonia del té requiere varias décadas.

Tras asistir a una media hora de exhibición, los asistentes pudimos disfrutar de una taza de té y unos dulces de arroz y naranja confitada. He de decir que, después de que Shingen me repitiese hasta la saciedad que el matcha era muy amargo, me llevé una sorpresa al comprobar que, a mi entender, lo es menos que el café negro, por ejemplo. Tal vez ayudaran a paliar esta sensación los deliciosos dulces.


Fuente: Shinano no Shiro
Si tenemos que ponerle una pega a la exhibición, tal vez sea el hecho de que no permitían grabar en vídeo la ceremonia, aunque sí sacar fotos. He venido observando que, curiosamente, a pesar de ser tan adictos a las nuevas tecnologías, los japoneses se muestran bastante reticentes a permitir que sus tradiciones más arraigadas se plasmen en este tipo de formatos.


Sin embargo, queremos destacar que nos ha sorprendido gratamente el hecho de que las organizadoras hubiesen preparado dulces y té para que todos los asistentes pudiesen degustarlo y participar de un modo más cercano de esta tradición.

El próximo viernes 28 de junio, volverá a celebrarse una ceremonia del té similar a esta en el propio centro Conde Duque, a las 19:00 horas, y recomendamos a nuestros lectores que se pasen a verla porque realmente merecen la pena.

---

Cho Sakura, para Shinano no Shiro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada